EL ORIGEN DE LA NAVIDAD EN BABILONIA

El escritor y cronógrafo del papa Dámaso I, Furio Dionisio Filocalo, el año 354 DC, es el primero que menciona el 25 de diciembre como el nacimiento de Jesús. Entonces el 25 de Diciembre se proclamó oficialmente el nacimiento de Jesús por los llamados papas de la iglesia en el año 440 DC, estableciéndose así un sincretismo entre la nueva religión del Imperio Romano (el cristianismo) y la tradición del día festivo de la Saturnalia, que se celebraba el solsticio de invierno y que era una herencia de las tradiciones paganas del sacerdocio de la antigua Babilonia.

En los pueblos antiguos se creía que sus dioses solares renacían para los últimos días de diciembre, es el caso de Horus en Egipto, Mitra en Persia e India, Dionisio o Baco en Grecia, Adonis en Fenicia, Tamuz o Durnuzi en Babilonia.

El imperio romano se vio influenciado y heredó de los pueblos del oriente inmediato Las fiestas de Saturno (Saturnalias), la religión de Mitra y el culto solar de los pueblos nórdicos europeos, cómo era costumbre el asumir las creencias de los pueblos conquistados. De esta manera se origina un sincretismo que no exceptuó al cristianismo. Podemos observar en la historia que Constantino y su madre Ana aún después de haberse convertido al cristianismo a su manera y no cómo lo ordena la Biblia, continuaban adorando al dios solar, por cierto que se levantó una estatua a Constantino con la leyenda “A Constantino, Reflejo De La Justicia Del Sol”.

De manera que en el imperio romano ya mitraico-cristiano, en busca de una solución político-religiosa y monetaria para el imperio, erigió las mismas estatuas de los dioses paganos pero rebautizándolas con nombres cristianos, de manera que los viajantes y comerciantes podían detenerse en cualquier parte del imperio y adorar a sus dioses y los cristianos no serían incomodados por este hecho ya que para ellos serían sus coprotagonistas religiosos.

Entre el ejército romano se le rendía culto al dios solar Mitra, de esta forma se comenzó a celebrar las Saturnalias del 17 al 23 de diciembre y, el 24 y 25 se dedicaba a Mitra, que moría el 24 y el 25 resucitaba como el sol victorioso o invencible denominado “NATALIS SOLIS INVICTI”, se tomó muy convenientemente el texto de Malaquías 4:2 que dice: Más a vosotros los que teméis mi nombre nacerá el sol de justicia… Y si Cristo es el “Sol de Justicia” decidieron conjugar el 25 de diciembre tanto la fecha pagana como el nacimiento de Cristo. Por otra parte siendo Jesucristo la Luz del Mundo, según el evangelio de San Juan 1:9, no les fue nada difícil al verlo desde el punto de vista que es el sol que ilumina al mundo.

En el año 354 el papa Liberio decretó que el nacimiento de Jesucristo se celebraría el 25 de diciembre, lo cual fue una respuesta a la petición del papa Julio I en el año 350, Para hacer más fácil que los romanos pudiesen convertir al cristianismo sin abandonar sus festividades paganas.

Agustín de Hipona exhortaba a los cristianos a “no celebrar al sol, sino a quien hizo el sol”.

Sistemática y deliberadamente el imperio religioso romano, introdujo al cristianismo las tradiciones babilónicas y romanas, de manera que a la reina del cielo con sus diferentes nombres, se le llamó la Virgen María, a Tamuz, Cristo y al árbol Babilonio símbolo de adoración a la encarnación de Nimrod, se le introdujo como el arbolito navideño. Existen otros sincretismos pero se refiere en este particular a estos por estar específicamente relacionados con las fechas de la supuesta natividad de Cristo.

Prohibición de la celebración de Navidad

  • 1. Para la reforma protestante dirigida por Martín Lutero, se prohibió en algunas iglesias esta práctica ya que estaban relacionadas con el paganismo antiguo.
  • 2. En Inglaterra para el 1647 los gobernantes puritanos prohibieron celebrar las navidades por esta misma razón, pero el pueblo acostumbrado a estas fiestas se alzó en motines y en algunas partes como Canterbury colocaban escritos que procuraban resaltar la santidad de las fiestas. En 1660 finalizó la prohibición, sin embargo muchos de los miembros del clero se oponían al tener conocimiento de la procedencia pagana de tales fiestas.
  • 3. En Boston, Norteamérica, se prohibió entre 1659 y 1681.

El árbol de Navidad

En la mayoría de las casas de todo el continente americano y el mundo, podemos observar como durante la celebración de las navidades se coloca un arbolito decorado con motivo de estas festividades; pero al parecer pocas son las personas que se han detenido a averiguar y pensar cuál es su origen y significado.

Ya sabemos que la Navidad no tiene su origen en el cristianismo, sino en el paganismo.

Babilonia es la cuna del paganismo en el mundo y aproximadamente 2600 años a.C. hubo un hombre llamado Nimrod, quien fue hijo de Cus hijo de Cam, hijo de Noé, según las sagradas escrituras fue un poderoso cazador delante de Jehová, (Génesis 10:9) La expresión delante de Jehová” significa que enfrentaba a Dios, es decir que lo contrariaba de frente; el versículo 10 dice que el comienzo de su reinado fue Babel, esto nos lleva a la famosa “Torre de Babel” y por supuesto alguien debe haber dirigido esta obra y ¿quién más sino el propio rey de Babilonia Nimrod? (Génesis 11:1-9)

Bien, este hombre llamado Nimrod era tenido como un semidios al enfrentarse al Dios verdadero y ser tan poderoso en la tierra. (Jueces 2:13) Nimrod tuvo una esposa llamada Semiramis que al no tener hijos con él se decía que seguía siendo virgen, al morir Nimrod no dejó descendencia y ella mantenía relaciones secretas con algún sacerdote del reino, al quedar encinta, relató al pueblo que el espíritu de Nimrod la había poseído quedando embarazada de quien sería su supuesta encarnación, este niño se llamaría Tamuz, siendo un embarazo divino pues el espíritu de este semidios la había poseído sexualmente. (Qué mujer tan especial que el cielo viene a ella) Ya desde la caída del hombre en pecado se había profetizado que una virgen concebiría por el Espíritu de Dios y daría a luz un hijo y éste redimiría a la humanidad de su pecado; de manera que fue una imitación de la profecía divina. (Génesis 3:15)

Una vez confundidas las lenguas y formadas las naciones se le conoció en Egipto como Ra, el dios del sol, en Roma como Saturno y Baal para los caldeos, fenicios, cartagineses, babilonios, sidonios y filisteos. (Ezequiel 8:14 – 16)

Semiramis vio que de un árbol muerto había florecido una rama verde es decir un retoño y afirmó que esto representaba la reencarnación de Nimrod en la persona de Tamuz. Esto repercutió en la adoración de la madre y el niño, además de la adoración del árbol sagrado, el cual adornaban con cerezas y lo vestían como si fuera una persona. (Jeremías 10:2 al 5)

A la madre Semiramis la llamaban la reina del cielo (Jeremías 7:18, 44:19 y 25;)

Innana en Sumeria es actualmente la llamada Virgen de Concepción.

Isthar Asirio babilónica es la Virgen de la Candelaria

Astarthe de Canaán es la Virgen del Carmen

No es casualidad en la actualidad la celebración de navidad el 25 de diciembre y la puesta del árbol de navidad o arbolito, ya que coincide el solsticio de invierno que era cuando se llevaban a cabo estas celebraciones paganas que por cierto se caracterizaban además de la adoración a Tamuz, por las comilonas, bebederas y orgías, acentuándose la complicidad y supuesta amistad que se manifestaba con intercambios de regalos, se adornaban las puertas de las viviendas con coronas alegóricas al árbol, con flores, hojas verdes y frutos rojos, como aún se ve en nuestros días, los árboles se adornaban con bolas de colores que representaban diversos frutos, y también con cintas y guirnaldas.

La biblia se manifiesta sobre éste particular árbol frondoso, en (Deuteronomio 12:2; 1ª Reyes 16:4 y 17:10; Ezequiel 6:13 y en Jeremías 10:2-5)
El 6 de enero es otra fecha que la iglesia católica impuso como el “Día de Reyes” porque supuestamente es cuando el niño Dios recibía la visita de los magos de oriente (Mateo 2:10-12)

De esta manera se da a conocer al mundo (Epifanía) pues los magos no eran judíos y ya se había dado a conocer a los judíos por los pastores que lo vieron cuando nació.

Realmente esta festividad se le dedicaba en la antigüedad al nacimiento del dios Aion mejor conocido como Crhonos, el dios de las edades y el zodíaco (no es el mismo Chronos que Crono). Esta celebración se llevaba a cabo con procesiones en las que se llevaban antorchas que culminaban en el templo de Korion, también se cantaba: “La virgen ha dado a luz, la luz aumenta, la Virgen ha dado a la Luz, el Aion” en la iglesia ortodoxa, es decir católica oriental se le tiene como el día del nacimiento de Jesús, por otra parte en la iglesia católica romana se le introdujo como la epifanía del Señor. Esto se introdujo después del siglo IV de la era cristiana, es decir después que Constantino el Grande se convirtió al cristianismo. ¿Casualidad?…
Mario García.

Fuente: Monografías

Anuncios

Publicado el diciembre 24, 2013 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: